lunes, 9 de mayo de 2016

Imposibles

Nueve días, nueve fechas, nueve veces son las que hemos estado juntos hasta día de hoy y la verdad es que me saben a poco, a lo poco que te veo, a lo poco que te como a besos, a lo poco que te abrazo, a lo poco que paseamos por las calles agarrados de las manos, y a lo poco que te digo que te quiero mirándote a los ojos, por que todo esto en comparación con lo que quiero a tu lado no es nada, ni una millonésima parte, pero claro es lo que tiene la distancia, es la parte más jodida para que engañarnos, vernos cada dos meses o cada seis o quien sabe el tiempo que estamos sin vernos, eso si por más que estemos tiempo sin vernos cuando volvemos a estar juntos es como si no hubiéramos estado sin vernos x meses. Y entonces ahí, en ese momento cuando estoy contigo la comodidad deja de ser estado y se transforma en persona, y que a su lado estas como si estuvieras en casa, y es que siento que a tu lado no me falta de nada. Y entonces te das cuenta de que estar acompañado no es cuestión de necesidad si no de elección y mi elección eres tú.

martes, 2 de febrero de 2016

Miradas

Como el último golpe de sonido de la canción que te recuerda a ella, el golpe que constata el roto, en ese momento en el que por una milésima de segundo se cruzan unos ojos como si de algo fugaz se tratara y no haces nada más que volver atrás, recordar, hurgar más en la herida que poco a poco se debería haber ido cerrando y tú día a día la has ido abriendo un poquito más, por cada momento fugaz de cruces de miradas, con señal a antes me tiraba horas mirándote y tu tan nerviosa, y yo tan siguiendo por verte sonreír y tu tan Déjame ya pesao, de picarnos en cada esquina   y de comernos a besos en cualquier portal. Y de que la herida volviera a sangrar.
Éramos de  cometer errores, seguidos, de dos en dos y incluso de tres en tres, y ya fuese colectivamente como individualmente, pero siempre con ese resquicio de reconcilió, de mostrar una vez más que somos uno siendo dos, rompiendo a las matemáticas por la mitad y jodiendo a toda ley que nos dijera que 1+1 no fuera 1 por que éramos el ejemplo claro, con nuestras cosas buenas y nuestras cosas malas, por que no estabas destinado a ser pero siendo toda la vida.
Pero te paras a leer y no lees más que palabras en pasado, no dejas ver fotos, pero fotos de hace meses, no haces otra cosa que no sea mirar atrás